POR ESA POLITICA DE SABIDURIA

PONDRE ESTA FOTO DE HACE UNOS AÑOS EN EL BAR OPEN,ALGUNA MAÑANA QUE ME DA ALEGRIA DE IR Y SIEMPRE HE BRINDADO POR MI ESPAÑA POR TANTOS CHAPARRONES QUE HAY.

YO SUBO SOBERANÍA A ESA PAZ,ES UNA TIERRA BELLA Y NOBLE,QUE NADIE NOS LA QUITE.

CONCORDIA,HOMBRÍA ENGRANDECER LO QUE TIENE SU VALOR,QUIERO UNION…INTELIGENCIA QUE BROTE SIMPATIA,POR EL BIEN DE ESTA TIERRA QUE TIENE MUCHA VALIA !!!

ESPAÑA ES PAZ,AMOR…PARA LAS TIERRAS Y LA ECONOMIA,Y LOS HOMBRES ESTEMOS FELICES CADA DIA.

¡ VIVA ESPAÑA !

LUNES 5 DE OCTUBRE DE 2020.

4 comentarios en “POR ESA POLITICA DE SABIDURIA

  1. En la identificaci n admirativa y simpat tica con la tribu, cada uno se siente capaz de sentimientos desinteresados que no implican sacrificio. Cada lector de poes a tribal admira, compadece y ama a su tribu, pero no se ve obligado a declarar su disposici n a defenderla; tan s lo, quiz , a no negarle su adhesi n nominal. Pero esas emociones, en apariencia desinteresadas, de admiraci n y compasi n, constituyen un ejercicio de masoquismo sentimental. Porque, al admirar y compadecer simult neamente a ese yo ajeno que es la tribu, cada lector se admira y se compadece de s mismo, convirti ndose imaginariamente en una v ctima injusta y noble. Amando a la tribu, a la patria perdida, cada uno ama su propia p rdida, su propia insignificancia y se reconcilia con ella. Es la percepci n de la injusticia cometida con la tribu, el que, pese a ser tan leg timamente admirada, tenga que ser compadecida, lo que produce, en este caso, la incomodidad en la memoria. Una incomodidad acentuada por el compromiso moral que implica. Hay que ser digno de la tribu antigua, de la patria desaparecida, para que as , con el esfuerzo de cada uno, renazca, como un nuevo sol, en su esplendor. Mientras que las virtudes de la patria se comparten autom ticamente por los patriotas, las virtudes de la tribu se alcanzan mediante la emulaci n, el celo moralizador. Cada vez que se lee el poema tribal, como cada vez que se canta el himno nacional, se renueva un compromiso moral, ahora con la tribu, y se recuerda, en alg n lugar de la conciencia, la incomodidad de la situaci n. No es, en este caso, una incomodidad an loga a la sugerida por el contrato patri tico, porque, en esta ocasi n, la incomodidad procede de la actualizaci n del estado mismo de la tribu, de su postraci n, de la postraci n de cada uno de los lectores identificados con ella. El amor hacia ella, como el amor a la patria, aten a esa incomodidad. Pero la incomodidad nace, tambi n de ese mismo amor, es su secuela; y es ese amor el que hace a todos,nos hace a todos, v ctimas del sue o.

    Le gusta a 1 persona

    1. HE VISTO TUS ESCRITO Y ME GUSTAN,LLEVA SENTIDO.
      YO SOBRE MI ARTICULO.POR ESA POLITICA DE SABIDURIA,SOLO TE DIRE UNA COSA REFERENTE A TODO LO QUE ME HAS ESCRITO.
      TENGO UNA EDAD DE 83 AÑOS,Y SOLO ENTIENDO DOS PALABRAS SI TE HA GUSTADO O NO.ASI LO ENTENDERÍA.
      VELE SALUDOS Y ADELANTE…

      Me gusta

Deja un comentarios SIGUE QUE TIENES UNA TRAYECTORIA BUENA.TU JUVENTUD TE ABRIRÁ LAS PUERTAS DE ESE BOSQUE INMACULADO,DESCUBRIRÁS ESAS COSAS QUE TE VAN ALBOROTANDO Y DENTRO DE ESA PAZ,VERÁS ESE RANGO.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s